Génesis o la presencia activa

(“Algunas ideas a partir de la lectura de “Génesis de una estética de la realidad virtual”)

 

…la continuación de un cuerpo contra el paisaje que lo expulsa hacia los lados…

Un cuerpo seriamente mortificado por el paisaje. Y todo es en vano porque pertenece.

Mario Montalbetti

 

El hombre a lo largo de su existencia (el hombre de todos los tiempos) ha perseguido al objeto de su deseo (o, a su deseo vuelto objeto), esto lo ha llevado a indagar de la realidad: exterior-interior esa parte de un rompecabezas en constante cambio.

“Gilles Deleuze ubica el principio de realidad con su fuerza de decepción y el principio de placer con su potencia de satisfacción alucinatoria”. La frase “satisfacción alucinatoria” se refiere a la ilusión que tenemos de volver a encontrar al objeto satisfactor de nuestro deseo. Lo cual es de acuerdo con el psicoanálisis imposible…”

Lacan lo refiere de la siguiente forma: “… debe en cambio volver a encontrar el objeto, cuyo surgimiento es fundamentalmente alucinado… el sujeto nunca vuelve a encontrar; escribe Freud, más que otro objeto, que responderá más o menos de manera satisfactoria a las necesidades del caso”.

EL hombre trata de escapar o de satisfacer sus necesidades, abstrayéndose de la realidad por medio de otras realidades que no son menos reales.

Según Freud “esto nos permite construir un engaño, que al mismo tiempo y paradójicamente no lo es, por que se cree fielmente en él… la ilusión no necesariamente es falsa, vale decir, irrealizable o contradictoria con la realidad”.

Esto equivaldría a una vuelta al saco, sucio por un lado le damos vuelta y queda listo para la siguiente ocasión. La tecnología es una busqueda de asimilación y adaptación a las necesidades de cambio para al fin encontrar al objeto deseado. Avanzamos hacia un objetivo en constante desplazamiento. Tal es la naturaleza de la realidad: un principio caótico de mil rostros.

La realidad virtual, lejos de ser una fantasía, es en sí una realidad, no es ciencia ficción si no una realidad construida, comprobable y perceptible. Podríamos decir: se puede vivir esa ralidad: “La realidad virtual y sus aditamentos de inmersión proveen  un lugar privilegiado al cuerpo al exaltar la sensorialidad, pues sin cuerpo físico no hay sensación, simplemente la tecnología no podría “corporizarse”, materializarse o encarnarse”.

“Además, el estudio del cuerpo, su funcionamiento, percepciones y reacciones, es el punto de partida y el punto de llegada, es decir el elemento principal para el desarrollo de la investigación y producción de la tecnología  de ralidad virtual, pues ésta trata precisamente de simular y estimular las sensaciones corporales, de manera que si el cuerpo estuviera ausente de la realidad virtual, ésta sencillamente no podría existir”.

“La realidad virtual es un vehículo tecnológico, digámoslo así, que estimula el fantaseo (tal vez más intensamente que otro tipo de obra de arte), pero lo más importante es que a través de este medio se puede lograr una fantasía mayor de acercarse a la realización de un anhelado cumplimiento de deseo”.

 

Cuando se habla de realidad, el concepto que de ella tenemos y los acercamientos, son simples, prácticos y pocas veces cuestionadores respecto a los hechos y de cómo se nos presentan a  los sentidos. Nuestra experiencia se limita a una aceptación lineal de la realidad, y el lenguaje con el cual tratamos de entenderla es una imagen construida a partir de esa misma ralidad. Podríamos apuntar que nuestro consumo de realidad es de re-producción: la estudiamos e imitamos. ya sea con un ideal soñado, ilusorio, artístico o científico.

Sin embargo dicha re-producción que construimos es en sí, otra realidad, creada por la propia visión y la forma en que percibimos. En el Renacimiento “las ideas giraban en torno a la posibilidad como meta de alcanzar una representación fiel, capaz de ser objetiva de representar un espacio-tiempo figurativo que corresponda a la “verdadera” realidad”. Representar pues “al universo tan fielmente como sea posible”.

Dicho anhelo, podriamos decir de persecución de la realidad, va mediado por una red de significantes que varian de acuerdo a la persona que los interpreta: para Lacan el incosciente funciona como una red en la que cada sujeto forma sus propias cadenas asociativas, ya que el incosciente está estructurado como un lenguaje. Es decir, los conceptos se asocian al signo y esto depende de cada persona y cada una le asigna un valor a ese significado.

El arte y su transitar a través de la historia ha estado ligadas casi siempre con el surgimiento de nuevas formas: de hacer y pensar. Así, la historia nos muestra grandes transformacione: de épocas remotas a las actuales., cambios sociales articulados por el hombre con los medios al alcance “el hombre en general y el artista en particular construye entornos… contribuyen para  ello no sólo los medios materiales, si no los generadores de fantasías: la propia psique, el sueño y los químicos…” Estos medios aunados a la tecnología“…después de  un proceso de asimilación en la cultura y el arte se vuelve familiar, y en esa medida construye un lenguaje propio”  Si bien, dichos cambios muchas de las veces no parten de una  aceptación colectiva, ya que por lo regular respondemos a estimulos más o menos cómodos, de fácil asimilación; nos gusta la continuidad y linealidad de la realidad, y que ests sea fáctica.

Funcionamos de una forma y actuamos de otra. George Landow citando a Vannevar Bush “ Sujetando un hecho o una idea, la mente salta instántaneamente al lado siguiente, que le es sugerido por asociación de ideas, siguiendo alguna intrincada trama de caminos conformada por las células del cerebro”.

En palabras de la autora “esta manera se amolda mejor a la manera de trabajar de la mente, es decir que tenemos una mente que tiende a la fragmentación y a la no linealidad del pensamiento”.

La realidad es hipertextual:

la “no linealidad consistiría en la posibilidad de que el usuario de las tecnologías haga su propio recorrido por un texto dentro de una serie de datos, con una lógica que él construye ordenando y organizando una nueva linealidad personal”.

Aristóteles, dice: …”el hipertexto cuestiona 1) la secuencia fija, 2) un principio y un fin determinados, 3) “cierta magnitud definida” de la historia, y 4) la nocion de unidad o totalidad asociada a dichos conceptos”.

“Esto es algo que ya ha ocurrido y con seguridad las posibilidades irán modificándose y enriqueciéndose con el papel activo del usuario-productor”.

Un ejemplo de éllo: “en la red actualmente han surgido relatos digitales que incluyen escritura colaborativa en línea, que tiene las carácteristicas de no linealidad y es una obra abierta”.

Es el caso de la blognovela colectiva Pakistán Records, en la que Julián Herbert invita a varios de sus contactos a participar de la construcción de esta novela: Julián escribe una parte de trama y el público-autor participa de la forma que él decida.

La construcción de realidades es algo que siempre ha acompañado al ser humano, es un constructo personal y colectivo, lo cual requiere de una relación y participación cada vez más activa y que exige una lectura abierta y no lineal, formarse y experimentar con los medios tecnológicos al alcance.

“La realidad virtual es incipiente, pero abre un sin fin de posibilidades para la exploraión por parte de los artistas”.

 

Las variadas formas de extrañamiento y retraimento de la realidad están íntimamente relacionadas con la tendencia natural que tiene el individuo en sus variadas formar de entender y transformar las realidades.

El artista siempre atento a las nuevas formas en las que se puede articular una nueva representación de lenguaje

 

 

... No son prescencia consciente del todo los hechos, y la consciencia no es a la par…

nuestra prescencia se vuelve opaca ante los fenómenos, su prescencia nos es ajena

Nuestros acercamientos con la realidad son simples, prácticos y pocas veces cuestionadores…

Obra abierta de ECO realidad virtual, creada percibida

el arte la ser un producto cultural cambia conforme esa cultura…

 

Carlos Maldonado

Estudió la carrera de Pintura en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Guadalajara. Diplomado en Artes Plásticas y Visuales en la Esmeralda. Actualmente se desempeña como docente de la Dirección Escolar de la Secretaría de Cultura de Jalisco y forma parte del consejo de la revista de poesía Metrópolis. Escribe sobre música en las revistas La Zona, Silabario  y Ark-Book.

 Es integrante del grupo multidisciplinario “Los Playbacks” que mezcla la música y las Artes Visuales. Como parte del colectivo “Art-Goth” organizó en el año 2005 el Festival de Arte y Lucha Libre “Quiero Ver sangre” en la ciudad de Guadalajara. Forma parte del colectivo OIGAME (organización e investigación de la gráfica actual en México), que en el  2007 organizó el Simposium de Gráfica y Estampa Contemporánea, en la ciudad de Guadalajara. Obtuvo en los años 2001y el 2003 la beca Edmundo Valadez para publicaciones independientes como miembro del consejo de la revista  La Voz de la Esfinge y en el 2010 y 2011 por el proyecto colectivo Metrópolis. Es co-autorjunto con Daniel Téllez del libro Pasiones desde ring side.

 

Génesis o la presencia activa

(“Algunas ideas a partir de la lectura de “Génesis de una estética de la realidad virtual”)

 

…la continuación de un cuerpo contra el paisaje que lo expulsa hacia los lados…

Un cuerpo seriamente mortificado por el paisaje. Y todo es en vano porque pertenece.

Mario Montalbetti

 

El hombre a lo largo de su existencia (el hombre de todos los tiempos) ha perseguido al objeto de su deseo (o, a su deseo vuelto objeto), esto lo ha llevado a indagar de la realidad: exterior-interior esa parte de un rompecabezas en constante cambio.

“Gilles Deleuze ubica el principio de realidad con su fuerza de decepción y el principio de placer con su potencia de satisfacción alucinatoria”. La frase “satisfacción alucinatoria” se refiere a la ilusión que tenemos de volver a encontrar al objeto satisfactor de nuestro deseo. Lo cual es de acuerdo con el psicoanálisis imposible…”

Lacan lo refiere de la siguiente forma: “… debe en cambio volver a encontrar el objeto, cuyo surgimiento es fundamentalmente alucinado… el sujeto nunca vuelve a encontrar; escribe Freud, más que otro objeto, que responderá más o menos de manera satisfactoria a las necesidades del caso”.

EL hombre trata de escapar o de satisfacer sus necesidades, abstrayéndose de la realidad por medio de otras realidades que no son menos reales.

Según Freud “esto nos permite construir un engaño, que al mismo tiempo y paradójicamente no lo es, por que se cree fielmente en él… la ilusión no necesariamente es falsa, vale decir, irrealizable o contradictoria con la realidad”.

Esto equivaldría a una vuelta al saco, sucio por un lado le damos vuelta y queda listo para la siguiente ocasión. La tecnología es una busqueda de asimilación y adaptación a las necesidades de cambio para al fin encontrar al objeto deseado. Avanzamos hacia un objetivo en constante desplazamiento. Tal es la naturaleza de la realidad: un principio caótico de mil rostros.

La realidad virtual, lejos de ser una fantasía, es en sí una realidad, no es ciencia ficción si no una realidad construida, comprobable y perceptible. Podríamos decir: se puede vivir esa ralidad: “La realidad virtual y sus aditamentos de inmersión proveen  un lugar privilegiado al cuerpo al exaltar la sensorialidad, pues sin cuerpo físico no hay sensación, simplemente la tecnología no podría “corporizarse”, materializarse o encarnarse”.

“Además, el estudio del cuerpo, su funcionamiento, percepciones y reacciones, es el punto de partida y el punto de llegada, es decir el elemento principal para el desarrollo de la investigación y producción de la tecnología  de ralidad virtual, pues ésta trata precisamente de simular y estimular las sensaciones corporales, de manera que si el cuerpo estuviera ausente de la realidad virtual, ésta sencillamente no podría existir”.

“La realidad virtual es un vehículo tecnológico, digámoslo así, que estimula el fantaseo (tal vez más intensamente que otro tipo de obra de arte), pero lo más importante es que a través de este medio se puede lograr una fantasía mayor de acercarse a la realización de un anhelado cumplimiento de deseo”.

 

Cuando se habla de realidad, el concepto que de ella tenemos y los acercamientos, son simples, prácticos y pocas veces cuestionadores respecto a los hechos y de cómo se nos presentan a  los sentidos. Nuestra experiencia se limita a una aceptación lineal de la realidad, y el lenguaje con el cual tratamos de entenderla es una imagen construida a partir de esa misma ralidad. Podríamos apuntar que nuestro consumo de realidad es de re-producción: la estudiamos e imitamos. ya sea con un ideal soñado, ilusorio, artístico o científico.

Sin embargo dicha re-producción que construimos es en sí, otra realidad, creada por la propia visión y la forma en que percibimos. En el Renacimiento “las ideas giraban en torno a la posibilidad como meta de alcanzar una representación fiel, capaz de ser objetiva de representar un espacio-tiempo figurativo que corresponda a la “verdadera” realidad”. Representar pues “al universo tan fielmente como sea posible”.

Dicho anhelo, podriamos decir de persecución de la realidad, va mediado por una red de significantes que varian de acuerdo a la persona que los interpreta: para Lacan el incosciente funciona como una red en la que cada sujeto forma sus propias cadenas asociativas, ya que el incosciente está estructurado como un lenguaje. Es decir, los conceptos se asocian al signo y esto depende de cada persona y cada una le asigna un valor a ese significado.

El arte y su transitar a través de la historia ha estado ligadas casi siempre con el surgimiento de nuevas formas: de hacer y pensar. Así, la historia nos muestra grandes transformacione: de épocas remotas a las actuales., cambios sociales articulados por el hombre con los medios al alcance “el hombre en general y el artista en particular construye entornos… contribuyen para  ello no sólo los medios materiales, si no los generadores de fantasías: la propia psique, el sueño y los químicos…” Estos medios aunados a la tecnología“…después de  un proceso de asimilación en la cultura y el arte se vuelve familiar, y en esa medida construye un lenguaje propio”  Si bien, dichos cambios muchas de las veces no parten de una  aceptación colectiva, ya que por lo regular respondemos a estimulos más o menos cómodos, de fácil asimilación; nos gusta la continuidad y linealidad de la realidad, y que ests sea fáctica.

Funcionamos de una forma y actuamos de otra. George Landow citando a Vannevar Bush “ Sujetando un hecho o una idea, la mente salta instántaneamente al lado siguiente, que le es sugerido por asociación de ideas, siguiendo alguna intrincada trama de caminos conformada por las células del cerebro”.

En palabras de la autora “esta manera se amolda mejor a la manera de trabajar de la mente, es decir que tenemos una mente que tiende a la fragmentación y a la no linealidad del pensamiento”.

La realidad es hipertextual:

la “no linealidad consistiría en la posibilidad de que el usuario de las tecnologías haga su propio recorrido por un texto dentro de una serie de datos, con una lógica que él construye ordenando y organizando una nueva linealidad personal”.

Aristóteles, dice: …”el hipertexto cuestiona 1) la secuencia fija, 2) un principio y un fin determinados, 3) “cierta magnitud definida” de la historia, y 4) la nocion de unidad o totalidad asociada a dichos conceptos”.

“Esto es algo que ya ha ocurrido y con seguridad las posibilidades irán modificándose y enriqueciéndose con el papel activo del usuario-productor”.

Un ejemplo de éllo: “en la red actualmente han surgido relatos digitales que incluyen escritura colaborativa en línea, que tiene las carácteristicas de no linealidad y es una obra abierta”.

Es el caso de la blognovela colectiva Pakistán Records, en la que Julián Herbert invita a varios de sus contactos a participar de la construcción de esta novela: Julián escribe una parte de trama y el público-autor participa de la forma que él decida.

La construcción de realidades es algo que siempre ha acompañado al ser humano, es un constructo personal y colectivo, lo cual requiere de una relación y participación cada vez más activa y que exige una lectura abierta y no lineal, formarse y experimentar con los medios tecnológicos al alcance.

“La realidad virtual es incipiente, pero abre un sin fin de posibilidades para la exploraión por parte de los artistas”.

 

Las variadas formas de extrañamiento y retraimento de la realidad están íntimamente relacionadas con la tendencia natural que tiene el individuo en sus variadas formar de entender y transformar las realidades.

El artista siempre atento a las nuevas formas en las que se puede articular una nueva representación de lenguaje

 

 

... No son prescencia consciente del todo los hechos, y la consciencia no es a la par…

nuestra prescencia se vuelve opaca ante los fenómenos, su prescencia nos es ajena

Nuestros acercamientos con la realidad son simples, prácticos y pocas veces cuestionadores…

Obra abierta de ECO realidad virtual, creada percibida

el arte la ser un producto cultural cambia conforme esa cultura…

 

Carlos Maldonado

Estudió la carrera de Pintura en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Guadalajara. Diplomado en Artes Plásticas y Visuales en la Esmeralda. Actualmente se desempeña como docente de la Dirección Escolar de la Secretaría de Cultura de Jalisco y forma parte del consejo de la revista de poesía Metrópolis. Escribe sobre música en las revistas La Zona, Silabario  y Ark-Book.

 Es integrante del grupo multidisciplinario “Los Playbacks” que mezcla la música y las Artes Visuales. Como parte del colectivo “Art-Goth” organizó en el año 2005 el Festival de Arte y Lucha Libre “Quiero Ver sangre” en la ciudad de Guadalajara. Forma parte del colectivo OIGAME (organización e investigación de la gráfica actual en México), que en el  2007 organizó el Simposium de Gráfica y Estampa Contemporánea, en la ciudad de Guadalajara. Obtuvo en los años 2001y el 2003 la beca Edmundo Valadez para publicaciones independientes como miembro del consejo de la revista  La Voz de la Esfinge y en el 2010 y 2011 por el proyecto colectivo Metrópolis. Es co-autorjunto con Daniel Téllez del libro Pasiones desde ring side.

 

 

© 2013 by Georgina Arce All rights reserved.

  • w-facebook
  • Twitter Clean
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now